Reseña de “Freakonomics”

freakonomics

Hoy hablaré de unos de los libros de economía que más me gustan y uno de los más curiosos. Todo empezó hace unos años, cuando paseando por una librería me encontré con un libro titulado “Freakonomics”. Al leer la contraportada me pareció muy interesante. Consistía en un libro que explicaba curiosidades del día a día desde un enfoque económico, utilizando las herramientas econométricas. Ese día decidí no comprarlo porque ya tenía suficientes libros en cola esperando para ser leídos. Después de unos años y con algunas dificultades para encontrarlo, al fin pude adquirirlo y empezar a leer sus páginas.

La verdad es que después de haberlo terminado, y de haber leído la segunda parte hace dos años, es difícil dar una simple definición de qué trata y en qué temática etiquetarlo. Realmente yo lo definiría como una obra que explica cosas de la vida cotidiana a partir de analizar muchos datos y comportamientos. Es curioso que en algunos capítulos del libro no hablan de nada relacionado con la economía, pero si de temas sociales muy interesantes.

El libro está escrito por el periodista del New York Times Stephen J. Dubner y el reconocido economista de la Universidad de Chicago Steven D. Levitt. Todo empezó cuando Dubner fue destinado a ir a Chicago para escribir sobre Levitt. Después de la publicación de este artículo, periodista y economista empezaron el fabuloso proyecto Freakonomics.

El libro está dividido en seis capítulos independientes, los cuales no tienen relación entre ellos. Cada uno trata un tema diferente desde una perspectiva divertida, irónica y didáctica. Toda la información y datos están sacados a partir de investigaciones de Levitt o de otros investigadores. Primero, siempre se plantean o preguntan una cuestión de la realidad. Porqué sucede cierto evento o porqué la gente hace cierta acción. A partir de sus preguntas o hipótesis empiezan a analizar tanto la realidad como los datos disponibles para poder llegar a su propia conclusión.

De los seis capítulos, todos tienen curiosidades y líneas interesantes. El primero que me llamó la atención es como Levitt descubre cómo los profesores de las escuelas norteamericanas hacen trampas en un examen estatal que realizan a los alumnos a partir de analizar las respuestas de los exámenes. Después, parece asombroso cómo llega a explicar el descenso del crimen en los Estados Unidos, yendo más allá de la lógica y los datos más obvios. Finalmente, otro capítulo que me llamó la atención es el que habla sobre los posibles efectos de poner un nombre u otro a un bebé en su futuro personal y profesional.

Este libro ha recibido diferentes tipos de críticas por parte de lectores y académicos. Unos dicen que es una obra más de sociología o criminología que de economía. Otros critican el tono frío y sin tacto con el cual tratan algunos temas sociales y humanos. Mi recomendación es leerlo con la mente bien abierta y sin prejuicios, con ganas de aprender y luego, cada uno hará su propia crítica.

Hablando del PIB

 hablando del pib

Siempre me hace gracia cuando políticos, empresarios, periodistas o gente de la calle argumentan que la economía está yendo bien porque el PIB está creciendo. O que un país va mal porque su PIB está bajando. Simple y llanamente. Recordamos  frases como; “Estamos saliendo de la crisis porque España es la economía que más crece en Europa. Podemos festejar ya la recuperación.” Lo que sería los famosos “brotes verdes”. Sin tener en cuenta que la realidad económica de un país es mucho más compleja que un simple número o un solo indicador.

Puede ser que antiguamente se utilizase el PIB como termómetro de una economía y puede ser que en ese momento funcionase. Digo “puede ser” porque realmente lo desconozco. Pero actualmente estamos en unas economías tan complejas, fuertemente interconectadas entre ellas y funcionando mediante un mecanismo enrevesado y de gran profundidad que es imposible determinar su estado mediante un solo indicador. Y mucho menos dar un juicio final sobre cómo está evolucionando. Tampoco quiero menospreciar la utilidad y toda la información que nos aporta el PIB, esto que quede claro.

Ante esta situación, nos encontramos que para emitir una conclusión sobre el estado de una economía hay que estudiarla a fondo, utilizar muchos indicadores y sobretodo, interpretar estadísticas: cómo está evolucionando el paro, cómo se está contratando y la calidad del trabajo creado. Cómo está evolucionando la demanda interna y por qué. ¿Se están creando o cerrando empresas? ¿Por qué? ¿El crédito fluye o no? ¿El sistema financiero está canalizando correctamente el ahorro? Podríamos plantearnos cómo se está comportando el comercio exterior, si hay más importación o exportación…O preguntarnos cuáles son los puntos fuertes y débiles del país.

Y así podríamos estar un rato, enumerando puntos importantes que hay que estudiar y analizar profundamente, porque como he dicho, al fin y al cabo no depende de un solo dato ni de unos pocos. Realmente es esto lo que hay que hacer para poder afirmar si una economía ha salido de una crisis o no, si está yendo bien o está yendo mal. No hay que juzgar sin saber toda la información o solo utilizando la información que más conviene, hecho que muchas veces ocurre en economía. Hay situaciones en que gente solo utiliza los datos y la información que respaldan su visión y obvian otros igualmente importantes pero contrarios a su conclusión. U otros casos, en que alguien juzga sin tener toda la información consigo, pensando que eso es toda la verdad. 

¿Qué es una SICAV?

sicav

Durante los pasados meses electorales la palabra SICAV era muy debatida entre los políticos y la utilizaban como arma para su campaña. Además, este tipo de sociedades siempre han sido criticadas por un cierto público al tacharlas de vehículos de evasión fiscal para ricos. Por esa razón, creemos que es interesante explicar de manera objetiva de qué se tratan y así cada uno pueda juzgar.

Una SICAV es una institución de inversión colectiva cuyas siglas significan Sociedad de Inversión de CApital Variable. Primero de todo, ¿qué es una institución de inversión colectiva (IIC)? Es aquella que capta fondos, bienes y/o derechos del público en general, los cuales son gestionados por  profesionales, con el fin de obtener una rentabilidad invirtiendo estos recursos captados. La rentabilidad de cada participante se calcula en función de su aportación y de forma colectiva.

Una vez hecha esta primera aclaración, vamos a entrar en detalle. Una SICAV tiene la personalidad jurídica de sociedad anónima, por tanto, su capital social (el dinero aportado) está dividido en acciones. Recapitulando, estamos ante un tipo de empresa que solo se dedica a invertir en activos financieros (su objeto social), pero  tiene unas características particulares y están totalmente reguladas.

Vamos a ver las principales características:

  • Están reguladas por la Ley de Sociedades de Capitales, la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva y el reglamento.
  • Están controladas por la CNMV.
  • La SICAV tiene que estar formada por un mínimo de 100 accionistas.
  • El capital social es de un mínimo de 2,4 millones de euros.
  • El Impuesto sobre Sociedades es del 1% (como los fondos de inversión).
  • La gestión puede ser interna o en manos de una sociedad gestora externa.

Las SICAV suelen ser criticadas porque se ven como un instrumento financiero creado para los ricos para evadir impuestos. En algunos casos, las SICAV están formadas por un accionista mayoritario (el rico) y 99 que solo dan su firma (una aportación simbólica) y por tanto, hay quienes piden una regulación más estricta en este aspecto.

 

¿Qué es la banca en la sombra?

banca en la sombra

Desde el inicio de la crisis la banca en la sombra cogió más peso en la economía y en los medios de comunicación. Hoy en día se sigue hablando de este tipo de banca y qué hay que hacer al respecto. El nombre puede dar pie a interpretación erróneas o no del todo ciertas, por esa razón, explicaremos de forma breve en qué consiste la banca en la sombra.

El sistema bancario en la sombra compone todas aquellas instituciones financieras no bancarias que realizan casi la misma función que un banco, pero al no ser categorizado como tal, no están sometidos a la misma regulación y control. Es decir, se encargan de canalizar el dinero en el sistema financiero. Estas instituciones financieras son los hedge funds/fondos de capital riesgo y fondos de inversión. También hay expertos que incluyen las Socimis, Sicavs y el crowdfunding.

El término fue acuñado por el economista Paul McCulley en una conferencia en el 2007 y desde entonces ha ido cogiendo fuerza hasta el punto que instituciones y organismos oficiales lo han ido definiendo y utilizando. La problemática de todo esto es que no están regulados como bancos, por tanto, según dicen los expertos, se está asumiendo más riesgo y poniendo en peligro la estabilidad del sistema financiero.

A raíz de la contracción de la concesión de crédito por parte de los bancos durante la crisis, estas instituciones han ido cogiendo peso y haciendo parte de la función de los bancos. La banca en la sombra se dedica a recolectar el dinero de los inversores y canalizarlo hacia las empresas mediante la compra de acciones y/o bonos corporativos. En el caso de proyectos o empresas pequeñas son lo inversores pequeños que financian directamente (business angels o crowdfunding).

¿Qué es la selección adversa?

selección adversa

Puede ser que el concepto “selección adversa” no sea muy conocido, pero la verdad es que está más presente en el día a día de lo que uno piensa. Por ejemplo, a la hora de contratar un seguro, al ir a comprar un coche o una bici de segunda mano, en los mercados financieros… Seguramente, así como vayamos explicando qué es y poniendo ejemplos en la vida real, uno vaya viendo que realmente varias veces en la vida se ha encontrado en esta situación.

La selección adversa es aquella situación en que en un contexto de compraventa de  un producto o productos, una de las partes tiene mucha más información y conocimientos sobre el bien que se está vendiendo que la otra parte. Esto supone que la parte con menor información no es capaz de valorar el producto correctamente y poder asignar un precio justo para éste, sin poder distinguir los productos de buena calidad con los de mala. Esto crea un mercado con información asimétrica, es decir, compradores y vendedores no tienen la misma información disponible.

Comparando los productos de alta calidad con los de baja, los compradores están dispuestos a pagar un precio medio, al no ser capaces de distinguir la calidad de los bienes. Esto crea una situación en que el vendedor no quiere vender el producto de buena calidad al precio que ofrece el comprador y  éste último está dispuesto a ofrecer más dinero por un producto de mala calidad. Por tanto, se termina viniendo solo los productos de peor calidad.

Uno de los ejemplos más conocidos es el modelo del mercado de limones. El Premio Nobel de Economía en el 1971, George Akerlof, investigó  los mercados con información asimétrica y desarrolló esta teoría. El laureado economista describió el mercado de coches de segunda mano  como un mercado con dos tipos de productos: los coches malos (limones) y los buenos (melocotones). Solo los vendedores saben cuales son los coches de buena calidad. Los compradores, al no tener el suficiente conocimiento, no saben distinguir la calidad de los coches y por tanto sólo están dispuestos a pagar un precio medio por los coches (como hemos explicado anteriormente). De esta forma, los coches buenos (los melocotones) no se ponen a la venta al estar retenidos por los vendedores (por su buena calidad), mientras que solo se ofrecen  los “limones”, creando un mercado pobre, con poca oferta.

La selección adversa también se puede ver en el mercado de seguros. A la hora de contratar un seguro, solo el cliente tiene toda la información disponible sobre él mismo, mientras que la aseguradora no conoce a la persona y su entorno. De esta forma, las aseguradoras establecen primas (el equivalente al precio del seguro) con menos información. Por ejemplo, en un seguro de vida la persona sabe si es fumadora o no, los antecedentes familiares, si bebe mucho o no… y puede mentir a la aseguradora a la hora de facilitar la información a la compañía.

En los mercados financieros pasa tres cuartos de lo mismo. Cuando una empresa emite acciones o bonos corporativos en el mercado primario (consultar diccionario), solo los ejecutivos tienen toda la información de la compañía, mientras que los inversores tienen que confiar con los datos que le facilita ésta. Por tanto, el precio que están dispuesto a pagar los inversores (compradores) está formulado con menos información que la que realmente tiene la  empresa emisora (vendedora).

¿Qué es el Mecanismo Único de Supervisión?

mecanismo único de supervisión

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS) es el sistema de supervisión bancaria europeo. Formado por el BCE y las autoridades supervisoras nacionales de los diferentes países de la UE. Tiene como objetivos, supervisar la seguridad y la solidez del sistema bancario europeo así como asegurar la estabilidad y la integración financiera europea.

El MUS, lo que vela es por tener una rápida actuación frente a posibles problemas y contratiempos en el sector financiero. La supervisión bancaria puede consistir en revisiones periódicas, investigaciones de la entidad supervisada, la concesión o la revocación de licencias bancarias, supervisar adquisiciones bancarias o ventas de participaciones, hacer cumplir las normas prudenciales de la UE o aumentar los requerimientos de capital con tal de así prevenir riesgos financieros.

El Mus supervisa a las entidades de crédito que puedan ser relevantes (entidades consideradas significativas) ante un posible riesgo financiero, ésta es la manera directa. Las no consideradas significativas son supervisadas por las autoridades nacionales con la cooperación del BCE. En todo caso es el BCE el que decide si lo hace de forma directa o indirecta.

Es una institución dependiente de las directrices del BCE. Está formado por países que tienen la moneda de Euro y por otros que aún no tener dicha moneda deciden voluntariamente participar estableciendo una cooperación estrecha. Los países que no forman parte del MUS, es el propio BCE el que establece el tipo de cooperación especial con un dossier de entendimiento.

Forma uno de los dos ejes vertebradores por los cuales se erige la unión bancaria europea, el otro es el Mecanismo Único de Resolución (MUR).

El MUR tiene el propósito de garantizar la resolución ordenada de los bancos en quiebra con un coste mínimo para los contribuyentes y la economía real. Está compuesto por la Junta Única de Resolución y por un fondo común de resolución financiado por el sector bancario.

La Junta única de Resolución es el principal órgano del MUR y decide acerca de los sistemas de resolución para bancos en quiebra. Tiene competencia directa con las fases de planificación y resolución de los bancos transfronterizos y grandes bancos de la unión bancaria supervisada por el BCE. Es el responsable en última instancia de todos los bancos de la unión bancaria.

Finalmente el Sistema Europeo de Supervisión Financiera, SESF, es el sistema de autoridades macroprudenciales y microprudenciales, formado por supervisores nacionales y europeos, por ello descentralizado, para asegurar una supervisión financiera coherente dentro de la UE. Tiene como objetivos finales una cultura común de supervisión y facilitar la realización del mercado único europeo. Actualmente está sufriendo cambios a causa de la introducción de la unión bancaria.

¿Qué es un DAFO?

La entrada de hoy es un poco especial, básicamente porque sabemos que no es un concepto muy utilizado en el día a día, sino que es más un término técnico que se utiliza en el ámbito académico y empresarial. De todas formas, creemos que es interesante poder explicar qué es un DAFO y por qué es tan famoso en el mundo empresarial.

La palabra DAFO viene de la siglas en español Debilidad, Amenaza, Fortaleza y Oportunidad (SWOT en inglés, Strengths, Weaknesses, Opportunities and Threats) y es una matriz 2×2 donde se refleja el estado actual de una empresa o proyecto. La matriz puede adoptar una forma muy parecida a la siguiente (remarcar que el orden de los cuadrantes puede variar, pero la idea es siempre la misma):

DAFO

Por tanto, vemos que el análisis se divide en dos partes: interno y externo.

En el análisis interno podemos encontrar el estado de la empresa o proyecto puerta hacia adentro, es decir, hacer un estudio de las características de la organización. A la vez, se divide en dos partes:

  • Debilidad: como bien indica la palabra hace referencia a las debilidades de la empresa, ya sean capacidades, recursos disponibles, productos, habilidades… Un ejemplo sería en una empresa de helados que tiene una máquina que tarda 5 minutos en hacerlos y la competencia tiene una que solo invierte 2.
  • Fortaleza: mientras que en este apartado se describen los puntos fuertes de la empresa. Véase una empresa de botellas de agua que está situada justo en una montaña con una agua de calidad.

En el análisis externo se realiza un estudio de lo que rodea la empresa o proyecto, es decir, del entorno de éstos. puertas hacia fuera. Como bien se puede intuir, el análisis externo se divide en dos:

  • Oportunidades: recoge todos aquellos factores del ambiente de la empresa que son favorables al negocio o proyecto. Un ejemplo sencillo: en una empresa de transporte sería la continuada bajada de precio de la gasolina.
  • Amenazas: justo lo contrario que el punto anterior, todos aquellos factores adversos o perjudiciales para la organización. Por ejemplo, en una inmobiliaria sería una amenaza la subida del precio de las hipotecas.

La pregunta clave, ¿para qué sirve un DAFO?

Cuando se necesita hacer un análisis de una empresa o proyecto, el DAFO es una gran herramienta que te permite dar una visión general interna y externa. La necesidad de la elaboración de una DAFO se puede encontrar:

  • En un plan de negocio o business plan.
  • En el desarrollo del plan estratégico de una empresa/proyecto.
  • En la presentación de la empresa ante unos inversores en busca de financiación.
  • Para pedir un préstamo a una entidad financiera,
  • Hacer un simple estudio de la empresa/proyecto.
  • En cada unos de los departamentos de una empresa, para poder formular sus estrategias y acciones (marketing, recursos humanos, información tecnológica…)

La idea, una vez realizado y estudiado el DAFO, es tomar decisiones y realizar planes de acción para mantener las fortalezas y aprovechar las oportunidades, así como minimizar las debilidades e intentar suprimirlas. En cuanto a las amenazas, hay que decidir cómo evitar su incidencia en la empresa.

¿Qué es una OPA?

OPAEn la entrada de hoy hablaremos sobre lo qué es una OPA, es decir, oferta pública de adquisición. Hace algunos años en las medios de comunicación se habló sobre la OPA de Endesa que tuvo tanta repercusión y llevó tanta polémica. Por eso, creemos que es una buena idea explicar qué es una OPA y qué significa para que la próxima vez que aparezca esta palabra en las noticias o en un artículo de diario se pueda saber de qué se habla.

Una oferta pública de adquisición (OPA) es cuando una empresa o varias hacen una oferta, a un precio determinado, para comprar las acciones de otra empresa que cotiza en bolsa con el objetivo de hacerse con el control de ésta. Dos características fundamentales de este proceso son: el precio de oferta es mayor que el precio de cotización en el mercado bursátil y la empresa ofertante es de mayor tamaño que la empresa objetivo. Si el precio estuviese por debajo del precio de cotización, a los accionistas no les interesaría vender las acciones. Por eso, es necesario un precio mayor que incentive a los poseedores a vender las acciones. Por el otro lado, si la empresa ofertante es más pequeña que la grande no tendría poder financiero suficiente para llevar a cabo el proceso.

La oferta va dirigida a los poseedores de las acciones de la empresa que se quiere adquirir y por tanto, éstos tienen que decidir si quieren vender o no las acciones a la compañía. La OPA se tiene que comunicar a la CNMV y la contraprestación de ésta puede ser con dinero, acciones o una combinación de éstas dos.

La oferta se puede producir de dos maneras: amistosa o hostil. Una OPA amistosa es cuando la compañía ofertante llega a un acuerdo (en porcentaje de acciones y precio) con la junta de ejecutivos de la empresa que se quiere adquirir. Mientras que la OPA hostil es cuando se realiza la oferta a los accionistas sin la aprobación de la cúpula de ejecutivos o sin comunicárselo a ellos.

De la misma forma se puede clasificar una OPA como parcial o total. Una OPA parcial es cuando la oferta es sobre una parte del total de las acciones en circulación mientras que una OPA total es sobre todas las acciones de la empresa objetivo.

Finalmente, para aquellos que quieran saber más sobre la historia de la OPA a Endesa aquí adjuntamos un enlace al diario El Mundo que explica de forma muy breve qué ocurrió.

¿Qué es la aversión al riesgo?

aversión al riesgo

En la entrada de hoy hablaremos de un concepto muy interesante y muy presente en muchas situaciones, pero que no es habitual que aparezca en los medios de comunicación. Seguramente, muchos de vosotros, lectores, os habréis encontrado en situaciones en las cuales habéis mostrado vuestra aversión al riesgo, sobretodo si habéis estado ante elecciones de inversión.

La aversión al riesgo es aquel miedo que tenemos las personas al riesgo, es decir, el respeto que le tenemos a la hora de tomar decisiones con un cierto riesgo. Evidentmente, comparada con otra decisión con menos riesgo. Por tanto, podemos definir la aversión al riesgo como aquella preferencia que tiene el ser humano ante dos elecciones, elegir la opción con menos riesgo aunque la otra opción con más riesgo suponga más beneficiosa.

El típico ejemplo que se pone es si a una persona se le deja elegir entre 100€ inmediatamente o 200€ a cara-cruz (es decir, 50% de probabilidad de obtener 200€), suele decantarse por la primera opción.  La esperanza matemática de la segunda, es decir, el valor de la opción es 100€ (200€*0,5=100€), por tanto, matemáticamente es lo mismo. Pero en la segunda opción puedes ganar 200€ o nada. El miedo de no ganar nada, hace que mucha gente prefiera asegurarse los 100€.

Evidentemente no todas las personas son adversas al riesgo, hay quienes elegirán la opción con más riesgo o utilizarán otro criterio para su elección. Por eso es posible hacer una clasificación de  las personas según el riesgo que están dispuestos a asumir. Éstas se pueden clasificar en tres grupos:

  • Neutros al riesgo: eso quiere decir que ante dos elecciones con el mismo valor esperado pero diferentes riesgos, es indiferente.
  • Amante del riesgo: prefiere la opción con más riesgo ante dos opciones de mismo valor. En el ejemplo anterior sería lanzar la moneda.
  • Aversión al riesgo: prefiere la opción con menor riesgo. En este caso elegiría los 100€ directamente.

Como hemos comentado antes, la aversión al riesgo suele ser recurrente en el mundo de las finanzas y la inversión. Muchas entidades financieras hacen cuestionarios a sus clientes, inversores, para conocer su aversión al riesgo y así poder invertir su dinero de acuerdo con su disposición a asumir riesgo en las operaciones. De esta forma, la entidad en cuestión puede gestionar el patrimonio de forma más afín a las preferencias del cliente.

Reseña “¿Dónde estamos?” del profesor Gay de Liébana

Hace un mes, paseando entre libros vi este ejemplar en una mesa y rápidamente me llamó la atención. Tanto por el título como por el autor, José María Gay de Liébana, profesor de mi universidad, la Universidad de Barcelona. Es Doctor en ciencias económicas y sociales y en derecho. Gay de Liébana es muy conocido por sus apariciones en la televisión dando su punto de vista de la realidad económica y ser capaz de explicar qué está sucediendo de forma sencilla.

Al leer el título y la contraportada quise comprarlo enseguida porque me parecía muy interesante ya que sugería que daba una visión actual de cómo está España en lo que economía se refiere. Ahora, después de haberlo leído, el libro no me ha defraudado nada y, de hecho, ha superado con creces mis expectativas.

El autor, nos da una visión macroeconómica de España, comentando uno por uno los datos macros más importantes de un país (PIB, inflación, paro…) de los últimos años, ayudado por gráficos y comparados con otros países. Uno de los temas que indaga en profundidad es el del mercado laboral y el gran problema que hay. También toca temas tan importantes como la deuda, la excesiva pobreza que hay en España, la Unión Europea… Por tanto, con el libro podemos tener una visión de la salud económica española y ver todos los temas de actualidad.

Mi intención no es entrar en profundidad en el contenido del libro, no pretendo que las reseñas sean resúmenes de los libros, sino más bien una opinión de que me ha parecido. En este caso, me gusta que el autor da en todo momento su opinión de cada tema y habla  de forma directa y sin tapujos, criticando o alabando a quien sea o lo que sea. Además, ofrece una visión un poco pesimista (o al menos comparada con la que nos intentan transmitir desde el Gobierno) de la economía española. Estamos progresando a poco a poco, pero aún quedan muchas cosas que mejorar y hay que ir con cuidado en decir que España ya está recuperada.

Muchos os estaréis preguntando a ver si es un libro fácil de leer y si se necesitan muchos conocimientos económicos. A mi, personalmente, me ha parecido que es un libro con una prosa muy bien escrita y entendible. En cuanto a conocimientos, no hace falta saber demasiado, de hecho, seguro que aprendéis muchas cosas nuevas. Solo es necesario saber algunos conceptos como PIB, deuda pública, inflación…  Todos ellos explicados en este blog, por cierto.

En definitiva, es un gran libro que te explica la situación económica de España de forma clara y concisa. El autor consigue hacer un texto muy bien escrito pero fácil de entender a la vez. Hay que recalcar que es un libro que se tiene que leer ahora, porque dentro de un año, por ejemplo, habrán sucedido nuevos eventos económicos y los datos  se habrán movido hacia una dirección u otra.